Jesús, el fraude

La honradez de un comunicador, por creyente que sea, lo obliga a compartir reflexiones como esta. Cabe preguntarse seriamente si Hitchens tendrá razón con lo que dice en el vídeo que tenéis más abajo, y que da título a este artículo. Por supuesto, entra dentro de lo posible…

Es muy probable que algunos de mis amigos creyentes ya no me miren de la misma forma a partir de hoy. “Esto va en contra de todo lo que tú crees y defiendes”, dirán. “Esto contraría todo lo que tú enseñas sobre Jesús de Nazaret”, espetarán. Y tendrán razón. Precisamente por eso lo comparto. Porque no es honrado quien solo muestra una cara de la moneda. Porque todos tenemos derecho a una información completa, poliédrica, plural. Porque solo así adquirimos la sagrada capacidad de escoger, libremente, qué decidimos creer.

Me cuesta mucho escuchar a Hitchens decir todo esto de alguien que decidí aceptar como maestro de vida. Pero he de hacerlo con atención, sin prejuicios, y con la mente libre de ataduras religiosas. He de confrontar la ineludible pregunta sobre lo que creo y sobre por qué lo creo. Si no lo hago, traicionaré, por miedo a descubrirme equivocado, la esencia misma de mi humanidad: perseguir la verdad hasta dondequiera que me lleve. No será el miedo quien dicte mi búsqueda. El propio Jesús de Nazaret repitió hasta la extenuación una frase que avala lo que hago hoy compartiendo con vosotros este documento: “No tengáis miedo”…

Jesús, el fraude (por Christopher Hitchens)

Juan Ramón Junqueras Vitas (Periodista y teólogo)

42 comentarios sobre “Jesús, el fraude

Agrega el tuyo

  1. Es duro, sí. Es duro escuchar tales palabras. Pero es conveniente porque, de un modo u otro, obligan a reconsiderar las razones de la fe, su base. Es evidente que para muchos cristianos la figura de Cristo es una especie de Santa Claus para adultos (no demasiado maduros, por cierto) que viene cargado de bendiciones para quien lo acepta, y maldiciones a manos llenas para quien declara no creer en él.

    Si tal es la base de la creencia en Cristo, mal andamos. Es evidente que se necesitará revestir el personaje central de la historia de una serie de características mágicas que lo capaciten para obrar los milagros que de él se esperan. En cambio, cuando se decide aceptar su propuesta de vida por motivos más profundos, y se está convencido de que los perjuicios no son un castigo por rechazarlo, sino que son la consecuencia directa del entorno y de las propias acciones (en definitiva, si se mantiene una actitud madura), sin dejar de ser cruciales para la salvación del alma, esos aspectos que Hitchens critica pasan a un segundo plano.

    Pero este asunto, el de la salvación del alma, ya es materia de otro debate.

    Le gusta a 1 persona

  2. Es un argumento muy viejo y muy conocido. El gran Hitchens, por cierto más solo desde la fuga de uno de sus autores más valorados Andrew Flew que se convirtió y dejó atrás su ateísmo, viene bien recordarlo no le vaya a pasar lo mismo, pues bien, este argumento repetido y único por cierto no se sostiene si se hace una breve y profunda teología del significado de “Jesús como personaje influyente en la sociedad y en la cultura” obviamente ninguno de sus argumentos tiene validez cuando los mantenga con otro tipo de creyentes “mas a su nivel”, le recomendaría a Polkingorne y sus escritos a parte del curriculum como astrofisico y miembro de la real academia de las ciencias. Al igual que les pasa a muchos con las mismas ideas religiosas repetitivas nos pasa a otros con las mismas acusaciones de hitchens…Superado¡¡ UN saludo¡¡¡

    Me gusta

    1. Diego, a Hitchens no le va a pasar lo mismo. Tenlo por seguro. Más que nada porque murió en 2011 justo después de terminar de escribir un libro llamado “Mortalidad” donde expuso sus sentimientos mientras perecía víctima de un cáncer de esófago. Estoy seguro de que, en parte, escribió ese libro para responder a quienes, como tú, insinuaron su posible conversión ante la venida de la parca. Y no, no tan solo no se convirtió, sino que dejó por escrito lo absurdo que para él suponía esa opción.

      Por otro lado, que algo haya influido profundamente en la sociedad y en la cultura, no implica que sea cierto. Durante siglos se creyó mayoritariamente en el geocentrismo. La idea de que la Tierra era el centro del universo impregnó el conocimiento, la cultura (la religión) y tuvo graves consecuencias sociales para quienes lo ponían en duda. Y sin embargo, era falso.

      Me gusta

  3. Haciendo una búsqueda superficial, se descubren contradicciones entre los mismos historiadores movidos, seguramente, por sus intereses, sean a favor sean en contra de Jesucristo, sobre su nacimiento y otras sucesos de su vida, contemplados históricamente.

    Nace la pregunta: al margen de los dos eventos generalmente aceptados [el bautismo y la crucifixión], dada la contradicción que hay, además del aparente error bíblico, ¿en qué documentos históricos se ha de basar uno para creer en Jesucristo? No habría tales documentos: en definitiva, uno se “limitaría” a la fe subjetiva…

    Hitchens afirma que Jesús es el único líder religioso cuyo origen es más bien indefinido; además de atribuir la historia del nacimiento del “falso” Jesús a personas ignorantes e histéricas, mujeres; en su afán de defender a su líder se inventan todo lo que aparece recogido en los evangelios.

    Al margen de las falacias que utiliza, algunos detalles son ciertos: es un buen ejercicio para revisar los fundamentos de la fe de uno.

    Comprendo que, siguiendo esta línea de pensamiento más o menos lógico [desconozco hasta qué punto objetivo, ya que él tendrá sus intereses también], llegue a las conclusiones expuestas en el vídeo.

    Mi perspectiva es subjetiva, basada en la experiencia personal, algo que no tiene valor a la hora de una demostración “realista”, histórica, etc.

    Igual es simplista, pero me remito a esa frase que reza: “Si creo en Dios y Dios existe, lo he ganado todo. Si creo en Dios y Dios no existe, no pierdo nada. Si no creo en Dios y Dios existe, lo pierdo todo. Si no creo en Dios y Dios no existe, no gano nada.”

    Haciendo una comparación, igualmente superficial, entre tantas teorías que hay respecto a los misterios del Universo, su origen y evolución, por ejemplo, etc., y lo espiritual, o lo referente a Dios, porque este es el problema, se hace patente la fe que científicos y personas de a pie demuestran al sostener estas teorías igualmente insostenibles históricamente, o científicamente [porque, por ejemplo, ¿quién sabe cuáles eran las condiciones climáticas de hace miles o millones de años, para hacer la datación del carbono 14? ¿Ha estado alguien allí para tomar muestras, hacer mediciones, etc.? No. Se hacen conjeturas, etc.]. Hace falta fe para rellenear los vacíos que hay en estas teorías, ¿igual respecto al “falso” Jesús?

    En fin…

    Me gusta

    1. La Apuesta de Pascal es insultantemente simplista, sí.
      Las evidencias donde podemos encontrar condiciones climátcas que permiten conocer las características de las moléculas de carbono de entonces y compararlas con las actuales son muy accesibles. Documéntate y sabrás de dónde se pueden extraer esas evidencias.

      Me gusta

  4. Hitchens fue, además de todo lo que fue —que no es poco—, un gran provocador. Inventó poco en lo que a la crítica a las religiones se refiere; pero leyó, reflexionó mucho, y supo encontrar una manera de comunicar efectista, es cierto, pero también efectiva. Y, por ello, su provocación no solo anima a los ateos a defender su opción existencial, sino que fuerza —no sé si de manera voluntaria— a los creyentes a revisar la suya para que madure. Hitchens tuvo grandes amigos cristianos que no lo conocían hasta que debatió con ellos. Por algo será…

    Me gusta

      1. Hay cuestiones en las que, cuando hay sentido común de por medio no cuesta nada llegar incluso a estar de acuerdo con un ateo, mientras que según qué clase de creyentes jamás dará el brazo a torcer para “no perder su esencia”.

        Me gusta

    1. Juan Ramón, con respecto a lo poco original de los argumentos de Hitchens, tengo algo que objetar. Yo sí creo que introdujo novedades ingeniosas al debate. Como ya te dije, él no hablaba de teologia y, lógicamente, por ahí no aportó nada. Tampoco me imagino a Hitchens valorando el ámbito teológico ni motivado por adentrarse en un ámbito que él mismo describía como un “galimatías”…

      Sin embargo, como digo, sí que aportó novedosos puntos de vista que, al menos yo, no he escuchado a nadie más en estos tipos de debate. Como ejemplo, te traigo lo que él defendía como “la cura para la pobreza”:

      “La cura para la pobreza tiene un nombre: se llama “empoderamiento de la mujer”.
      Si les das a las mujeres algún control sobre la frecuencia en la que se reproducen, les permites salir del ciclo animal de reproducción al que la naturaleza y alguna doctrina religiosa las condena, y luego les facilitas un puñado de semillas y algún crédito, la base de todo en esa sociedad, no solo la pobreza, sino la educación, la salud y el optimismo, incrementarán. No importa dónde; pruébenlo en Bangladesh, pruébenlo en Bolivia. Funciona, siempre funciona.
      Nómbrenme una religión que crea en eso o que lo haya fomentado en alguna ocasión. Dondequiera que miren en el mundo, si tratan de quitar los grilletes de la ignorancia, la enfermedad y la estupidez a las mujeres, es invariablemente el clero quien se interpone en el camino.”

      Me gusta

      1. Hitchens tiene toda la razón. Es una respuesta de peso, y muy válida, frente a la pobreza. ADRA, una ONG cristiana adventista, lleva muchos años poniéndola en práctica, con resultados encomiables. Y así, otras. El protestantismo moderno superó muy pronto el asunto de los medios anticonceptivos. Eso fue un logro en la religión cristiana que se ha ponderado poco.

        Le gusta a 1 persona

  5. El problema que tengo yo con Hitchens, a pesar de mi admiración intelectual por él, es que cuando criticó al cristianismo jamás tuvo en cuenta que hay una forma de entenderlo distinta a la que él debió de aprender en la escuela. Y, aunque es cierto que la mayoría de los cristianos se han quedado anclados en una religión desubicada en pleno siglo XXI, echo de menos en el periodista británico lo que pretendemos con el Islam moderado: darle voz para que vaya extendiéndose cada vez más, y sea lo más inofensivo posible. Es decir: no pretendió colaborar en una maduración de la fe cristiana —tampoco tenía por qué hacerlo—, sino solo criticarla.

    Me gusta

    1. Me parece arriesgado decir que Hitchens solo tuvo en cuenta la forma de cristianismo en el que fue educado. De hecho, se pueden encontrar debates por la red donde discute con cristianos de diferentes denominaciones y donde demuestra tener un conocimiento extensísimo sobre las doctrinas de sus oponentes. Hitchens no era alguien que asistiera a un debate sin hacer los deberes.

      En una ocasión, se le preguntó algo parecido a lo que tú reclamas Juan Ramón: le reclamaron que explicara qué veía de malo en tener una fe alejada de la violencia y dedicada a hacer el bien. lo que contestó fue que, por un lado, no veía nada extraordinario en usar la fe para no ser violento y hacer el bien, ya que sin necesidad de la fe tales virtudes también eran posibles. Este hecho implicaba que l pregunta debería ser hecha al revés y cuestionar a los creyentes de buena voluntad porqué necesitaban el agregado de la fe para hacer el bien…

      En segundo lugar, expuso que lo que le preocupaba de la fe, incluso si era usada para la bondad, era el componente de credulidad que requería prfesarla. Sostenía que la credulidad en sí misma es perniciosa, ya que siempre habrá alguien dispuesto a aprovecharse del crédulo y de manipularlo a su conveniencia.

      (Si localizo la fuente de donde saqué esos planteamientos de Hitchens, os lo colgaré aquí mismo)

      Me gusta

      1. Evidentemente, no me refería a que Hitchens solo conociese la forma de entender el cristianismo que debió de aprender en la escuela, sino que lo mollar de su crítica se basó en ese tipo de cristianismo. Además, no le conozco ninguna alabanza o apoyo al cristianismo “más inofensivo”. Si cualquier persona de bien entiende que, además de criticar y condenar el islamismo radical, hay que dar voz y auspiciar los esfuerzos del Islam moderado por hacerse visible, no comprendo por qué Hitchens no intentó hacer lo propio con el cristianismo. Si lo que pretendía era librar a la sociedad del cristianismo más peligroso, lo normal hubiera sido apoyar, además, al cristianismo más moderado. En serio… No es retórica: no lo comprendo.

        Por otra parte, que no haya nada de extraordinario en usar la fe para no ser violento y hacer el bien no significa que la vía de la fe sea perniciosa. Es, simplemente, una más. Y no es que los creyentes necesiten de la fe para ser buena gente. Es que su fe puede ser una forma más de expresar su humanismo.

        Para terminar, ser creyente no significa ser crédulo. La credulidad sí es un peligro. La creencia, no. En esta asimilación de la parte con el todo vuelvo a ver el espectro de la religión inmadura que ha Hitchens tanto le gustó castigar, pero que no es la única.

        Me gusta

      2. Juan Ramón: es que Hitchens nunca discutió sobre teología. Él se dedicó a señalar lo que la religión había significado durante la historia de la humanidad, las razones por las cuales él creía que el hombre había necesitado la religión, la función de la religión en elprogreso de la humanidad y la contraposición entre pensamiento racional y pensamiento mágico.

        También es cierto que el discurso de Hitchens contra el Islam era mucho más encendido que contra el cristianismo… quizás te sirva eso de consuelo.

        A ver, yo no puedo negar la evidencia de que este hombre era un polemista. Disfrutaba con la confrontación. En una ocasión, le preguntaron si le gustaría salir vencedor de una vez por todas del debate y que la religión desapareciera definitivamente de la sociedad. ¿Sabes qué contestó? que no; que no veía ese escenario con buenos ojos porque él disfrutaba demasiado del debate como para darlo por zanjado.
        Tenía un punto gamberro. Por lo tanto, conociendo todos los amigos cristianos y practicantes de un cristianismo loable que atesoró como amigos, lo que me parece es que nunca defendió el cristianismo moderado por razones editoriales: para seguir vendiendo libros.

        Le gusta a 1 persona

      3. Exacto. Yo no me he atrevido a decirlo así porque le tengo un enorme respeto intelectual. Pero tiene toda la pinta: es más fácil vender libros de esa forma…

        Me gusta

  6. Gracias Fancesc por la aclaración. Yo he leido algunos de sus libros, lo he citado como el gran Hitchens, pero me pasa como a ti en algunas de nuestras ideas supongo, que las tengo como superadas… de todas formas a pesar de Mortalidad..¿quién sabe si pudo pasar algo mas?…Un saludo y disculpad mi ignorancia, soy humilde para aceptarla¡¡¡

    Me gusta

    1. Diego, si con ese “algo más” que pudo haber sucedido, te refieres a la clásica conversión en el lecho de muerte que muchos creyentes adjudican a los ateos sentenciados y desesperados, Hitchens también dejó algo escrito:

      “Y, aunque mi voz se vaya antes que yo, seguiré escribiendo contra los espejismos de las religiones hasta que, como en la canción de Simón and Garfunkel, “sea hello darkness my old friend”. Y, en ese caso, ¿por qué no cáncer de cerebro? Convertido en un imbécil aterrorizado y semiconsciente, quizá podría pedir un sacerdote cuando llegara la hora del cierre, aunque aquí declaro, todavía lúcido, que la entidad que se humille a sí misma de ese modo no seré «yo»”.”

      Me gusta

  7. Ese “… no seré «yo»” es vital para comprender el legado de Hitchens. Podría haber abjurado de su ateísmo; podría haber pedido confesión a un sacerdote; podría haber besado un crucifijo antes de morir; ese “yo” entrecomillado se convirtió en un auténtico documento testamentario. Algo así como si estuviera diciendo: “Si todo esto pasa un día, es que habré perdido el juicio que me hace ser como soy”.

    Le gusta a 1 persona

  8. ante una situación asi, todo puede ser un espejismo.. a mi me encantan estos autores porque me ayudan en mi fe…y además creo que es muy sano escucharles y leerles…Frances, la conversión ¿qué es? no podemos saber eso ni lo que pasó por su mente segundos antes aunque haya dejado su postura por escrito. Hay cierto misterio en todo….yo no soy nadie para saber nada, solo aprender de todo y además se que te encanta su obra, lo cual me satisface Frances…

    Me gusta

    1. Nosotros pensamos que convertirse al Reinado de Dios es aceptar un humanismo creyente radical. Si eso es así, los cristianos deberíamos pensar que ni siquiera tenía que convertirse a nada…

      Me gusta

  9. Cuando hablo de hitchens hablo de sus escritos y teorías y de sus seguidores. Los grandes autores pueden dejarnos antes o después pero siguen sus enseñanzas por eso hablo en presente de la necesidad de contrastarlo con esos autores ya citados, aunque el haya fallecido…

    Me gusta

  10. Precisamente porque la información está al alcance de cualquier persona que desee documentarse, afirmo lo que afirmo. Viendo además los encuentros y desacuerdos que hay entre los mismos científicos, aún más.

    El director del equipo de datación por carbono-14 de la Universidad de Oxford, Robert Hedges afirma: «si se acepta un resultado científico, debe admitirse que conlleva ciertos grados de probabilidad. Si se exige una certidumbre absoluta, hay que recurrir a la fe».”

    ¿Es Jesús un fraude? Analizamos la definición de la palabra: “del latín fraus, un fraude es una acción que resulta contraria a la verdad y a la rectitud. El fraude se comete en perjuicio contra otra persona o contra una organización (como el Estado o una empresa).”

    Si analizamos Isaías 53, capítulo desconocido entre los judíos de la actualidad [ https://youtu.be/6T2fHaNU-aw ], intencionadamente descartado, descubrimos claramente al fraudulento Jesús: Isaías 53 – 1 ¿Quién ha creído a nuestro mensaje
    y a quién se le ha revelado el poder del Señor?
    2 Creció en su presencia como vástago tierno,
    como raíz de tierra seca.
    No había en él belleza ni majestad alguna;
    su aspecto no era atractivo
    y nada en su apariencia lo hacía deseable.
    3 Despreciado y rechazado por los hombres,
    varón de dolores, hecho para el sufrimiento.
    Todos evitaban mirarlo;
    fue despreciado, y no lo estimamos.
    4 Ciertamente él cargó con nuestras enfermedades
    y soportó nuestros dolores,
    pero nosotros lo consideramos herido,
    golpeado por Dios, y humillado.
    5 Él fue traspasado por nuestras rebeliones,
    y molido por nuestras iniquidades;
    sobre él recayó el castigo, precio de nuestra paz,
    y gracias a sus heridas fuimos sanados.
    6 Todos andábamos perdidos, como ovejas;
    cada uno seguía su propio camino,
    pero el Señor hizo recaer sobre él
    la iniquidad de todos nosotros.
    7 Maltratado y humillado,
    ni siquiera abrió su boca;
    como cordero, fue llevado al matadero;
    como oveja, enmudeció ante su trasquilador;
    y ni siquiera abrió su boca.
    8 Después de aprehenderlo y juzgarlo, le dieron muerte;
    nadie se preocupó de su descendencia.
    Fue arrancado de la tierra de los vivientes,
    y golpeado por la transgresión de mi pueblo.
    9 Se le asignó un sepulcro con los malvados,
    y murió entre los malhechores,
    aunque nunca cometió violencia alguna,
    ni hubo engaño en su boca.
    10 Pero el Señor quiso quebrantarlo y hacerlo sufrir,
    y, como él ofreció su vida en expiación,
    verá su descendencia y prolongará sus días,
    y llevará a cabo la voluntad del Señor.
    11 Después de su sufrimiento,
    verá la luz y quedará satisfecho;
    por su conocimiento
    mi siervo justo justificará a muchos,
    y cargará con las iniquidades de ellos.
    12 Por lo tanto, le daré un puesto entre los grandes,
    y repartirá el botín con los fuertes,
    porque derramó su vida hasta la muerte,
    y fue contado entre los transgresores.
    Cargó con el pecado de muchos,
    e intercedió por los pecadores.”

    Pero, total, el personaje Jesús ha sido crucificado por desafiar a las autoridades locales y de ocupación: un rebelde, un fraude, un loco más.

    Apliquemos el método científico [“El método científico es una serie ordenada de procedimientos de los que hace uso la investigación científica para observar la extensión de nuestros conocimientos. Podemos concebir el método científico como una estructura, un armazón formado por reglas y principios coherentemente concatenados.“], porque es como poco curiosos que se promueva la lectura de la Biblia en las cárceles, por ejemplo.

    Observamos un individuo que pasa de ser un criminal, a ser rehabilitado por completo [Libro “El hijo del trueno”, basado en una historia real], reintegrado en la sociedad y totalmente funcional dentro de los parámetros de la misma.
    Observamos una madre que tiene el poder psicológico y moral de perdonar al asesino de su hijo e intervenir a su favor [caso real, de la República Dominicana].
    Observamos un periodista, Máster en Leyes por Yale, que investiga al personaje fraudulento para rebatir la cristiandad y que acaba por pasar del ateísmo al cristianismo – Lee Patrick Strobel. Etc.

    Pero, claro, no son más que “invenciones” de personas histéricas e ignorantes, en defensa del fraude.

    ¡Qué pena que muchos cristianos hagan tan poco honor a Cristo! Total, no sonas que hombres y, especialmente, mujeres de poca credibilidad, locos, ante lo racional de la sociedad actual, desorientado y desesperados por defender al fraude.

    Me gusta

      1. El error está en mezclar churras con merinas. Ni la Biblia ha de rebatir a la ciencia, aunque también hable de ciencia (según los parámetros de la época en que el texto fue escrito), ni la ciencia se ocupa de Dios, aunque, para un creyente, su objeto de estudio, la naturaleza, sea el “segundo libro de texto” de Dios.

        Enzarzarse a discutir de ciencia blandiendo la Biblia o de teología blandiendo la ciencia está abocado al fracaso. Y no digo ya cuando uno y otro acontecen en la misma discusión…

        Le gusta a 1 persona

  11. Sí, tristemente…

    No por nada dijo Mahatma Gandhi: “Me gusta tu Cristo… No me gustan tus cristianos. Tus cristianos son tan diferentes a tu Cristo”.

    Me gusta

  12. ¿Por qué quitar el placer de descubrirlo por uno mismo?

    Hasta que la ciencia lo demuestra, por ejemplo, pasando así de una tierra plana a una redonda – Isaías ya lo afirmaba en el siglo VIII a.C., “Él es el que está sentado sobre la redondez de la tierra, cuyos habitantes son como langostas; Él es el que extiende los cielos como una cortina y los despliega como una tienda para morar.” Isaías 40:22

    Gracias a esas “verdades bíblicas”, la ciencia, y la sociedad, ha avanzado: ¿o, acaso, es aceptable matar, mentir, engañar, envidiar, desechar a los progenitores de uno, etc.?

    Tampoco hay que olvidar que los fundadores de la revolución científica eran sincera y profundamente creyentes.

    Ciencia y Dios no están separados: para un creyente, que no crédulo, Dios es la fuente de la ciencia. Solo hay que observar la complejidad genética; ¡cómo puede aparecer algo tan fantásticamente maravilloso de la nada, si no hay una inteligencia que lo inicie!

    Solo un ejemplo entre tantos y tantos: el Dr. Francis Collins, de la Universidad de Virginia, afirmó – “Se puede encontrar a Dios en el laboratorio, de igual forma que en una catedral.” En 2001 fue distinguido con el Premio Príncipe de Asturias a la Investigación Científica y Técnica. Fue director del Proyecto Genoma Humano.

    Controversias sobre controversias: todo por negar a Dios.

    ¿Por qué no se aplica el mismo criterio férreo que se utiliza en contra de la existencia de Dios, en todas las demás teorías [que siguen siendo teorías en fase demostrativa] y sus correspondientes lagunas y “eslabones perdidos”?

    Cada cual es libre de elegir lo que más razonable le parezca. Desde mi punto de vista subjetivo [perteneciente al sujeto], razón, ciencia y Dios van de la mano.

    “La palabra de la cruz es locura […]” 1 Corintios 1:18
    “Pues la locura de Dios es más sabia que la sabiduría humana, y la debilidad de Dios es más fuerte que la fuerza humana.” 1 Corintios 1:25
    “… sino que Dios escogió lo necio del mundo, para avergonzar a los sabios; y Dios escogió lo débil del mundo, para avergonzar a lo fuerte; y Dios escogió lo vil del mundo y lo menospreciado, y lo que no es, para deshacer lo que es, a fin de que nadie se jacte en su presencia. Mas por él estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención; para que, como está escrito: el que se gloría, gloríese en el Señor.” 1 Corintios 1:27-31
    “Porque a los ojos de Dios la sabiduría de este mundo es locura. Como está escrito: «Él atrapa a los sabios en su propia astucia»”. 1 Corintios 3:19

    ¿Es Jesús un fraude? Como afirman los científicos respecto a aquellas cosas que están todavía por demostrar: “un día lo descubriremos”.

    Me gusta

    1. María, este tipo de debate tan simplista (en realidad no hay debate) ya me desgastó durante mucho tiempo. Es imposible hacer ver a un creyente que detrás de los descubrimientos científicos o de la complejidad de la naturaleza no tiene porqué haber un dios creador. Y es imposible porque no hay argumento posible contra el pensamiento mágico. Además, como muy bien apunta Daniel, no es el momento ni el lugar de discutir sobre esto.

      Para comprender lo que propone Hitchens no hace falta apelar al pensamiento científico. Solo es necesario el sentido común.

      Me gusta

    2. María: Efectivamente, la Biblia afirma que la Tierra es redonda. Pero es que eso era evidente cuando se escribió, y mucho antes. Eso no era una información científica que superase lo que ya se sabía. Y es que un círculo es redondo… y plano, que es como se creía que era la Tierra: redonda y plana. Cuando un ser humano de la Edad de Bronce miraba el horizonte, se daba cuenta de que este es circular. Lo que no sabía es que la Tierra es esférica, y es eso lo que no aparece en la Biblia. No aporta nada que no se conociese ya.

      Intentar darle a un texto poético un peso científico es muy arriesgado. La Biblia no pretende nunca hacer ciencia. No es un libro para eso.

      Le gusta a 2 personas

  13. Quizás un día el sentido común [algo igualmente subjetivo] permita compartir opiniones, que no necesariamente debatir, por el mero hecho de aportar, conversar, enriquecer con lo que uno es, vive y piensa. Aunque parezca simplista e insignificante…
    Algún día, el sentido común…

    Lo dicho: cada cual es libre de elegir lo que más razonable le parezca…

    Me gusta

  14. Cantaire, ¡también hay ateos que no dan su brazo a torcer! para no perder su esencia y su razón…
    ¡No vayamos de pretenciosos!!!

    Me gusta

    1. El que se pica ajos come… Mi comentario no pretende nada, sencillamente pongo de manifiesto un hecho de mi experiencia personal. Es evidente que en todas partes se cuecen habas… pero en mi casa, es decir, en el campo creyente, ¡se cuecen a calderadas!

      Me gusta

  15. Se honra poco a Cristo cuando queremos equiparar su mensaje único de liberacion, de honestidad, de coherencia, de empatia, de verdad, de justicia, con las muchas arrogancias intelectuales que se mueven por doquier. Pero…¡que están en su derecho de ser arrogantes!
    Lo que pasa, que a la arrogancia, le pasa como a la mentira, que tiene ‘las patas cortas’

    Lo que ha comentado María, es ¡esclarecedor! Y ¡comprobable!. Como algunos datos científicos

    Para el que lo quiera ver y entender…

    Me gusta

  16. Ciertamente, Juan Ramón, la Biblia no es un manual de ciecias, pero tampoco se puede negar la información que contiene, teniendo presente el contexto de los autores.

    Previo a Deutero-Isaías (capítulos 40–55), s. VI a. C. [tú lo conoces mejor], son otros dos poemas, ya que estamos en este contexto poético:
    1. el poema épico de Etana, sumerio, s. XXVII a.C. aprox.;
    2. Surya Siddhanta, texto hindú del s. XX a.C., que incluye un poema llamado “Circundando la Tierra” y en el cual se da por sentada su redondez.

    Esta redondez no es tan evidente a ojo desnudo – solo hay que observar, en un campo llano y sin obstáculos, la línea del horizonte, por ejemplo; en cuanto a que su forma se deduce fácilmente por los eclipses de luna al proyectarse sobre ella su silueta, tampoco es evidente si no se tiene un conocimiento previo.

    Es cierto, no obstante, que de todos los versículos bíblicos que hacen referencia a la tierra, a la bóveda celeste, a sus pilares fundacionales, a los confines de la misma, a los astros y su giro, al hilo que la sujeta en el vacío, etc., parecen transmitir la idea del círculo plano: un frisbee. Pero pienso en el contexto de los autores, por lo menos: el autor anónimo de Isaías 40:22 y la influencia de la astronomía babilónica. Soy consciente de que a través de esta perspectiva se juzga también el relato de la creación, el diluvio, Jesús, etc.

    Posteriores a Isaías, Anaximandro y su tierra cilíndrica, 611-574 a.C., Heráclites del Ponto, 388-315 a.C., Aristóteles,384–322 a. C., etc., etc., etc., hasta Copérnico (1473-1543) y la lista continúa.

    No digo nada nuevo, con todo lo anterior. Teniéndolo en cuenta, ¿hay que tener un pensamiento mágico para creer en Dios, viendo como ha cambiado el mundo? Igual no es más que ingenuidad al no utilizar el “sentido común” [¡relativo sentido común!]; y simplicidad al considerar que razón, ciencia y Dios van de la mano.

    Pero precisamente por la complejidad de lo que nos rodea, por las tantas cosas sin explicación, por las controversias mismas, no puedo evitar pensar en una inteligencia superior que lo ha creado todo en su momento, a pesar del continuo cambio del mundo. Una inteligencia que, después de crear, no se queda “de brazos cruzados” abandonándolo todo a su suerte.

    En fin, la relación con Dios es personal, directa y demostrable únicamente por el modo en que uno vive y se relaciona con los demás, viviendo lo que predica.

    De otra forma no se puede demostrar la existencia de Dios, pero tampoco Su inexistencia. Y, tampoco, por tanto, lo fraudulento de Jesús.

    Como apunte: el ajuste fino del Universo sí que es pura “magia”.

    Me gusta

  17. ¿Humildad arrogante? O es humildad o es arrogancia: términos excluyentes. 🙂

    “Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con todo tu ser y con toda tu mente.” “Ama a tu prójimo como a ti mismo.”

    Viviendo esto verdaderamente la arrogancia no ha lugar. Mi sincero y humilde parecer.

    Me gusta

    1. Afirmar sin pruebas que tienes una relación personal con el creador de todo el universo conocido es pura arrogancia, por muy humilde que te parezca.
      A eso me refería. Lo primero que debe entender el creyente es que afirmar saber aquello que es imposible conocer, es deshonesto. Aquellos que se otorgan el privilegio de tener acceso a información privilegiada por el hecho de formar parte de un plan divino, son los primeros que debe ser expulsados del debate.

      Me gusta

  18. Lo primero que expresa este hombre es que a primera vista tiene una fuerte visión capitalista, blanca y machista de lo que Jesús hizo…aquí no se esta discutiendo si la Biblia es un libro de historia o no, se esta hablando de lo inexacto que es la Biblia en términos históricos y si llegamos a ese punto cualquier persona con un mínimo de conocimiento sabe que la Biblia no es un un libro de historia y que es por el contrario un libro que recoge las historias de como pueblos que si son históricos vivieron su fe en Dios, en su Dios.
    Por tanto me parece arrogante pretender que una persona que no entiende lo que significa la fe y la expresión de la misma, nos salga con un análisis obviamente gringo centrista que raya complementaria en el capitalismo cruel y crudo.
    Con una persona así no se puede iniciar un dialogo de ningún tipo, porque para el la pregunta no es por que la gente tiene fe…la pregunta para el es porque Jesús no fue capitalista y usar ese argumento para analizar le experiencia de Jesús es algo estúpido.
    Por otro lado si no puedes entender el espíritu revolucionario de los evangelios, jamás podrás entender porque Jesús se le anunció a las mujeres.
    Así que este video no cuestiona para nada a Jesús sino que pone sobre la mesa preguntas maliciosos que de hecho son fáciles de responder….lo que no es fácil de responder es el prejuicio y el desconocimiento de sus preguntas.
    Así que si este video pone en duda lo que crees, seguramente eres mas tonto que el que hizo el vídeo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: