Y ahí siguen, jodiéndonos la vida…

Unos (los judíos integristas) llevan 3.500 años educando a sus hijos con la idea obsesiva de que son “el pueblo elegido de Dios” y que les corresponde por derecho divino “la Tierra Prometida“. Otros (los cristianos inquisitoriales), andan enseñando durante los últimos 2.000 años que su religión es la única verdadera y que no hay salvación fuera de ella. Y los terceros (los musulmanes radicales), hace 1.400 años que anuncian que su dios es el único, el verdadero y el más grande.

Durante todo ese tiempo, y cuando han podido hacerlo, sus dirigentes religiosos más integristas (rabinos ultraortodoxos, sacerdotes trabucaires, e imanes yihadistas) han impuesto, en muchas ocasiones a sangre y fuego, su doctrina y su pensamiento único; eso sí, en el nombre de Dios y por su voluntad, faltaría más.

Y todos esos iluminados, autoproclamados guardianes de la verdad, siempre se olvidan —porque así conviene a sus intereses personales y de casta— lo que la mayoría de las religiones suele aportar de bueno: que todos somos iguales, que no matarás, y que nadie está libre de pecado.

Y ahí siguen, siglos y siglos después: matando inocentes, cercenando libertades y jodiendo la vida a millones y millones de seres humanos. ¡En qué estaría pensando la madre que los parió!

José Luis Corral Lafuente (Historiador y escritor)

12 comentarios sobre “Y ahí siguen, jodiéndonos la vida…

Agrega el tuyo

  1. La religión organizada siempre ha sido, es y será una de las mayores fuentes de maldad y de sufrimiento. Y esto es así por la sencilla razón de que, por definición, la religión siempre articula su poder de manera vertical y totalitaria. Lo que la legitima es, como bien apunta Corral Lafuente, es ese presunto mandato divino que justifica sus acciones.

    Recordando palabras de Steven Weinberg, podemos aceptar que con o sin religión siempre va a haber gente buena haciendo el bien y gente malvada haciendo el mal. Sin embargo, para conseguir que la gente buena haga el mal es necesaria la religión o un sistema articulado a la manera religiosa: con sus doctrinas inalterables, sus dioses o semidioses, sus cultos y rituales en favor del líder y el fomento de la credulidad extendida entre la masa social.

    Todo lo bueno que ha conseguido la religión, puede ser también conseguido al margen de ella.

    Me gusta

  2. Lo que ocurre es que, en los últimos tiempos, la religión se ha visto arrinconada gracias a los martillazos de la razón, la ciencia y el conocimiento. Ahora, la religión se nos aparece con su cara más amable y con su pose victimista…Pero una cosa tengo clara: no podemos olvidar qué hizo la religión cuando tenía el poder.

    Me gusta

    1. No es la religión lo que hizo tantos desmanes, fue el poder disfrazado de religión. Es decir, los mismos de siempre.
      Cuando la RELIGION en mayúsculas se aplica, es decir, lo que denominamos como la sana doctrina, no se producen desmanes, los desmanes lo producen otras cosas, no la práctica de la buena y sana doctrina.
      De todo esto, reconozco que nos es fácil descubrir al lobo que va por ahí disfrazado con piel de cordero, pero es aquí donde debemos estar prestos a enfrentarlo todo con las Sagradas Escrituras que para eso están. El Espíritu Santo nos ayudará en ello si lo deseamos, sin esa ayuda difícil va a estar la cosa.

      Me gusta

      1. En absoluto. La religión fue la primera forma de poder: otorgarse el privilegio de controlar a los demás por mandato divino. Eso fueron los inicios de la religión.

        La “sana doctrina” es lo que yo llamo la cara amable de la religión. Una conveniente versión religiosa desposeída ya del poder de antaño.

        La religión es por definición, el poder de dios canalizadona través de sus emisarios. No existe mejor manera de manipular a la gente que hacerlo en nombre de un dios. Siempre ha sido así.

        Me gusta

  3. Ay Sissu, no eres creyente, o noto vacíos importantes; espero equivocarme y sea solo una falta mía de apreciación!

    Vale, si es así, pues estás en tu derecho, solo que si es así, tendré cuidado contigo en tratar ciertas cosas pues nuestros fundamentos están anclados en distintos muelles y cuando esto sucede es difícil llegar a puntos de encuentro.

    Si Dios (en mayúscula) ejerce su poder canalizado este a través de sus emisarios, este llega sin que nadie lo impida, de no ser así no tendría poder, y si su poder sale en forma de la palabra verbal o escrita, eso es lo que denominamos como “la sana doctrina” Claro, ahora tenemos que asegurarnos de que es el poder y que son sus emisarios el que lo proclaman ¿Cómo lo sabremos? bueno, ya conoces probablemente la respuesta, por sus obras los conoceréis!

    Me gusta

    1. Soy ateo practicante.
      “Por sus obras los conoceréis” es una de las mejores coartadas para justificar la intervención divina, ya que implica que un ateo que haga el bien, lo quiera o no puede estar siendo usado por el dios de los creyentes…. lo cual, a demás de ser tremendamente gracioso, es sospechosamente conveniente….

      Me gusta

  4. Me gustan tus intervenciones Sissu , pones el contraste,a las opiniones de los que hablamos aquí y que somos creyentes.Cuando dices cosas que son ciertas,veo el tipo de creyente que no quiero ser.Es cierto que cuando hay un grupo,ese grupo crece suele haber luchas de poder y gente que quiere manipular.Que sus tesis prevalezcan etc etc.A su vez un debate de quien es bueno o malo ,el de las tesis A o el de las tesis B.Personalmente creo en algo interior e individual.Creo en la separación de Estado y Religión,creo muy poco en los creyentes que llegan arriba y son banqueros,grandes empresarios ,Presidentes de gobierno.Aun siendo creyente,prefiero que gobierne un no creyente a un creyente.Me transmite menos desconfianza.No digo que todos sean iguales,pero creo que cuando alguien llega arriba muy arriba y es creyente,la separación de Estado y religión,no me la termino de creer.Y muchas veces se cometen equivocaciones y la gente piensa,todos son iguales.Se que esto a lo mejor es poco creíble,pero el tema seria,que queremos como creyente,gente liberada, o gente que se deje llevar fácilmente por lo que le digan. Lo que dice Jose Luis Corral,tiene su parte de razón.Pienso que tu creencia tiene que enseñarte a convivir con lo que te rodea,solo mi Dios,solo lo mio,solo nosotros los salvo,cuanto menos demuestra unos egos muy fuertes.

    Le gusta a 1 persona

    1. Estoy de acuerdo con todo. Lo cual demuestra que podemos llegar a puntos de acuerdo.
      Yo quiero que la religión se vuelva inofensiva. Inofensiva tanto para el que cree como para los demás.
      Lo que pasa es que en la misma idea de “credulidad” veo un peligro: tarde o temprano alguien se aprovecha de la credulidad para beneficio propio.

      Me gusta

  5. Estoy de acuerdo con lo que dice Isaac Martínez.
    Es el Poder, disfrazado de religión , quien comete, tales desmanes.
    Si observamos la Historia del hombre, las mayores masacres y manipulaciones y atrocidades,las han hecho dirigentes que eran ateos practicantes como J. Stalin

    Me gusta

  6. A. Hitler, tampoco cometió el Holocausto judío en nombre de Dios, sino en nombre del Poder. Quería gobernar el mundo y tener una raza superior.
    Practicaba el ocultismo y satanismo, y obedecía las órdenes que le daban los espíritus del mal. Y ofrecía a los judíos como Holocausto (Sacrificio) No eran asesinados. Eran sacrificados al Ser con el cual había pactado, (Satán), a fin de obtener Poder.

    Me gusta

  7. Según los estudiosos en la materia, si uno quiere indagar de verdad, el origen por el cual el hombre ha cometido las mayores perversiones o crueldades, es el hacer un pacto con el dios de la maldad (Satan) para obtener poder, riquezas, éxito…
    Al vulgo hacen creer que lo hacen en nombre de Dios; el mismo Dios al que se le conoce por su bondad y misericordia. Pero ellos, los poderosos, bien saben que están engañando al pueblo.

    No matan en nombre de Dios. Matan y masacran porque han hecho un pacto con Satán, aunque ellos utilizan el nombre de Dios como excusa…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: