Dios y la razón

10 comentarios sobre “Dios y la razón

Agrega el tuyo

  1. Es complicado.Demostrar la existencia de Dios no convence a millones de personas.Yo creo que para que la vida exista,tiene que haber algo inmortal que haya existido siempre.Socrates decía a sus discípulos,de la nada surge el algo.Por otro lado,el avance del ser humano en la ciencia,creo que todo eso apunta a algo mas.Igual que nosotros estamos aquí,puede haber vida en otros planetas, vida humana,animal.No creo que seamos los únicos, que estemos aquí.Mas tarde o temprano la ciencia descubrirá todo eso. Que tendrá su explicación científica,pero preguntemonos,cuando eso pase,solo podrá tener una explicación científica,pregunto.No pretendo ningunear a la ciencia,que se le debe mucho,a su vez cabría lugar para el pensamiento de antes.De la nada surge el algo,algo o alguien estaba ahí antes de la nada.

    Me gusta

    1. Tendríamos que definir qué entendemos por la “nada”.
      Que el universo, nuestro universo, nuestro escenario de existencia, haya tenido un “comienzo”, no implica que previamente no hubiera “nada”.

      Me gusta

  2. Desde Tomas de Aquino y su postulado de Aristóteles aplicado a la religión así como Agustín lo haría con Platón, las 5 vías de demostración de la existencia de Dios han quedado superadas, no sin ciertas lagunas. El ser es un ente pensante y racional y en esa dimensión inventa dioses y demonios. Nunca se podrá demostrar la existencia de ningún ser llamado “DIOS” o el “eternamente otro”. En la obra “ser y tiempo” de Heidegger junto a la filosofía propia de los “maestros de la sospecha” esto es, Freud, Marx y Nietzche seguimos percibiendo que los argumentos propuestos para demostrar esa existencia no son solo insuficientes sino que además no han servido para la convivencia. Acudir a un Dios puede significar debilidad, miedo, inseguridad, falsedad, irresponsabilidad e invocarlo todavía peor e incluso sería criminal “imponerlo” como verdad única. Por eso, la gran cuestión no es si la existencia de un Dios o de varios es real y demostrable sino si en tu vida eres capaz de ser coherente, si eres capaz de ser un ser humano, de ser normal, auténtico, antes que cualquier otra de las etiquetas que tanto daño han hecho a lo largo de la historia, esto es cristiano, religioso, judío, fiel, creyente, testigo, evangélico, discípulo…no porque no tengan cabida sino porque la cabida que han tenido ha pervertido su esencia y por ello me gusta entender a Paul Tillich cuando afirma que “DIOS no existe” en todo caso sería “la existencia misma” porque cuando hablamos de Dios realmente hablamos de nosotros mismos y eso es una tendencia hacia la manipulación. Quizá quién mejor habló de un gran “Abba” sería un Galileo fracasado del siglo primero que dista mucho del cristianismo del que se hacen eco hoy, movimientos de todo tipo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Me gusta tu enfoque.
      Estaría en la linea de que lo importante es si se puede demostrar que existe una CREENCIA en dios que se demuestre más útil y beneficiosa que el descreimiento en dios.
      También lo niego.
      Con perdón,

      Me gusta

  3. Dios como concepto totémico:
    Tratando de reconciliar la falta de evidencia para dios dentro del mundo real he llegado a una propuesta que une ambas ideas, la esceptica y la creyente.
    Para una empresa como esta es necesario entender que ambas posturas deben perder algo para poder aceptar las innatas diferencias de estos paradigmas.
    El esceptiscismo debe asimilar la realidad de un cerebro humano/sociedad humana que tiende naturalemente al pensamiento espiritual como un mecanismo adaptativo y beneficioso en su justa medida.
    Y la creyente debe aceptar la ciencia donde el metodo es nuestra herramienta para descubrir la realidad mas cercana al hombre. Debe deshacerse del dogmatismo y abrazar una verdad cambiante y perfectible.
    Entonces el monoteismo debe arraigarse donde es muy efectivo: en la cultura. En las tradiciones. Entender a dios como un concepto meramente psicologico, mas no irreal, como un ser totemico que te identifica con su escencia benevolente y altruista hacia el resto de la especie.
    Asi como me identifico con personajes de ficcion, y de ellos aprendo y analiso, asi mismo puede ser jesus, un jesus personal e imaginario, pero profundamente efectivo e influyente.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: