Un mundo más vivible

Jesús de Nazaret vivió en medio de un clima político agitado y tenso, bajo la insoportable presencia del ocupante y la presión continua de las masas despojadas; bajo el control policial de los servidores del Templo y la vigilancia atenta de las altas esferas judías. Tuvo que actuar en medio de fuerzas encontradas; entre la suntuosidad del Templo y el hambre de las masas; entre el engreimiento de una minoría privilegiada y el abandono flagrante de las mayorías, que eran víctimas de injusticias y enfermedad, que sufrían mil sinsabores, no pudiendo defender sus derechos en este mundo.

El maestro galileo, sin embargo, no rehuyó una toma clara de posición. Su práctica fue una réplica frontal a la ambición de hegemonía de los sacerdotes, y una respuesta original a las expectativas mesiánicas de los pobres; una denuncia de la corrupción y de la hipocresía, pero también una respuesta a las aspiraciones más hondas de los débiles, que siempre quieren vivir de un modo diferente, en un mundo más justo y humano.

Y todo esto, sin dañar a nadie; sin llamar a revoluciones sangrientas, sino confiando en que el amor compartido, la solidaridad, y la convicción de que Dios está de parte de los que más sufren, pueden construir un mundo más vivible ya aquí y ahora. El humanismo —ateo o creyente— lo pretende, lo busca, y se emplea a fondo por conseguirlo. ¿Quedará el cristianismo del siglo XXI por detrás de él en lo que respecta a esta noble aspiración?

Juan Ramón Junqueras Vitas (Periodista y teólogo)

4 comentarios sobre “Un mundo más vivible

Agrega el tuyo

  1. ¿Es Posible? Por supuesto. ¿En estos tiempos se aceptará, que un Espíritu Santo -al igual que el- te lleva a toda verdad.? Si se cree esto, menos se juzgará y menos se pretenderá enseñar. Si se reflexiona en su verdad, si en primera persona, aceptamos las cuotas de responsabilidad, y se logra menos la auto-compasión, creo que el respeto y la misericordia puede fluir más aquí en la tierra. Jesús hablaba del pecado y de los demonios con la misma naturalidad, que hablaba del amor y la compasión en un perfecto balance. No había tiempo para sentirte culpable o inocente. Sólo para reflexionar en que lugar te encuentras, en los redimidos, restaurados y salvados, o quédate en tu mismo lugar. Antes aquéllos no entendieron, los de hoy, aún siguen sin entender. Aunque no todos.

    Me gusta

  2. Bueno ahora mismo soy un poco pesimista.Hay un termino que utilizas que esta muy bien Juan Ramón Jesuano.Es una forma distinta de decir sigo el camino,quizás una forma de reinventarse.No pretendo entrar en tus pensamientos,ni que aclares si ed así o no.Creo que al cristianismo,le toca adaptarse a los tiempos , o lo hace o no sobrevivirá en Europa por lo menos y de reinventarse.Una vez alguien decía,cuando alguien es el profeta de la catástrofe,termina siendo una catástrofe como profeta.Creo que se peca un poco de eso,la gente esta cansada de sentirse condenada ,de que la condenen,de que le metan bastante culpabilidad.Un examen de conciencia y decir hacia donde y en que dirección,queremos ir. Gracias por esta sección Juan Ramón creo que haces una gran labor ..

    Me gusta

  3. Desde el ámbito creyente se debe de reflexionar sobre este tema, este lado existe una barrera sobre este mundo desde que el cristianismo y otras religiones interpretan las escrituras desde lejos, su barrera más grande es exaltar la vida después de la muerte y eso trae muerte a la vida del hoy. Necesitamos urgentemente reflexionar y accionar de una manera distinta a lo que ha venido haciendo el cristiano promedio.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: